CONTRÁTAME Y GANA

02.12.2017

Era el detective más caro y exclusivo del mundo. Sus servicios solo estaban al alcance de importantes corporaciones a las que les habían robado sus secretos y necesitaban urgentemente recuperarlos.
No tenía ni oficina, ni sede conocida y sólo unos pocos sabían contactar con él. Usaba personalidades diferentes para cada caso, siendo una sombra para sus clientes e invisible para sus enemigos.
Ninguno de sus encargos tenía nada de vulgar o corriente, pero cuando aceptó su último trabajo, no podía imaginar que las cosas se iban a complicar tanto: la chica, el cliente y el objeto a recuperar.