LA CHICA DE LOS OJOS TRISTES

10.02.2018

Se preguntaba el gran Joaquín Sabina en una de sus canciones: "¿cómo huir cuando no quedan islas para naufragar?". Para Adriana, la pequeña isla de Malta representa su segunda y última oportunidad de recomponer los pedazos en los que se ha roto su vida. Huyendo de un pasado que no deja de atormentarla, una madrugada de Octubre coge su maleta y embarca dispuesta a comenzar de cero. Un todo o nada donde VIVIR, será siempre su única meta.