SENDEROS DE ROCK

25.11.2017

Senderos de rock se centra en las tres últimas décadas del siglo XX. Momento en el que se alzaron las grandes bandas de rock que hoy todos conocemos como auténticas leyendas. Esta historia está construida de tal forma que no deja de ser una trepidante novela de aventuras, solo que no hay recónditos templos ocultos en la jungla, sino asfalto y buena música. No hay serpientes deslizándose desde los árboles como lianas, pero sí enmarañadas madejas de cables recorriendo el ancho de un escenario. No es una novela romántica, pero hay más de una historia de amor. Tampoco es una de misterio, aunque no he escatimado a la hora de dejar pistas en el texto. Podría ser un drama porque hay villanos que provocan muertes injustas y trágicas, pero es más que todo eso. Es la persecución de un sueño. Es un viaje por el mundo que da comienzo en la voluntad de un niño. Es el nacimiento de una leyenda; es un modo de vida; es la libertad de una canción de rock.
Pero hay más. Hay historias de amor y odio, hay lazos que se rompen, otros que se hacen más fuertes. Hay sexo, drogas y rock and roll. Hay muerte y hay mucha vida. Hay muchos personajes que recorren junto al protagonista los senderos de su historia y grandes lecciones que aprender de ellos. Hay canciones, conciertos, grandes marcos geográficos, fans, rencillas, naturaleza, favores, camellos, leyendas, una rana... y un final sorprendente.