SI DIOS PUSO LA MANZANA, FUE PARA MORDER

26.11.2017

La vida de Tesa no es precisamente interesante: un trabajo aburrido, un jefe odioso y un novio «finiquitado» no dan ni para un chiste. Sin embargo, una llamada cambiará su vida por completo.

Con mucha ilusión y con un poco de insensatez también, Tesa decide embarcarse en una nueva experiencia, en la que se sucederán un sinfín de situaciones, cuanto menos peculiares, y en la que conocerá a «Malas Pulgas», un tipo muy exigente y estricto que despertará en ella las mariposas dormidas.